Mar
20
2012

Cómo ser profesor y no morir saturado de información

Cada vez más profes se asoman al mundo de los blogs y de las redes sociales para estar al tanto de ideas, recursos y herramientas que poder poner en práctica en sus clases. Por suerte o por desgracia la cantidad de fuentes y de información es ingente, se multiplica día a día y está dispersa por toda la nube. Debemos ser selectivos si no queremos volvernos tarumbas y malgastar nuestro valioso tiempo. En este post reunimos tres herramientas y unos cuantos consejos para tener “en bandeja” la información que realmente nos interesa.

Ola de información

  1. Google Reader: Nada como el mejor lector de RSS para seleccionar y leer la información (sorprendentemente cómodo para leer en el smartphone). En él añadiremos aquellas páginas o blogs que ya conzcamos y que publican a menudo artículos que nos interesan. En negrita (o con un número) nos indica las entradas que todavía no hemos leído. No alarmarse si se acumulan muchas, pues ni es obligatorio leer todos los posts ni todos van a ser de nuestro interés. Aquellos que consideremos claves los podemos guardar marcando la estrella de favorito.
  2. Scoop.it: Tu propio periódico online ¿Como? Fácil: Te registras, eliges un tema, y en base a dicho tema Scoop.it te va sugiriendo todo tipo de publicaciones relacionadas con el mismo (posts, noticias, vídeos, tweets…). Tú eliges cuáles quieres publicar y quedarán visualizadas en tu muro. Puedes incluír el botón de Scoop.it en tu navegador para cuando te encuentres con algo interesante que desees añadir al instante en tu canal. He aquí dos buenos ejemplos: Eduación con tecnología y Educación 2.0.
  3. Twitter: En efecto, Twitter sirve para mucho más que para ver las fotos que suben los famosos o leer lo que está haciendo nuestra amiga la cotorra. Muchos lo utilizan como una especie de RSS, sin necesidad de twittear. La brevedad de los tweets agiliza un montón la consulta de novedades. ¿A quién seguir? Usa el buscador, lee las recomendaciones que te propone Twitter o mira los perfiles de otros para ver a quién siguen. Si sigues a cientos o a miles de cuentas tu timeline parecerá un gallinero, por lo que se hace necesario clasificarlas en listas (una especie de carpetas) para filtrar el contenido y no agobiarnos con tanto tweet.

Empezar a usar estas u otras herramientas para la selección y curación de contenidos implica adquirir una serie de hábitos, como por ejemplo:

  • Establecer una regularidad con la que consultemos nuestras fuentes (a diaro, cada 2 ó 3 días, “once a week”…)
  • El momento y el lugar idóneos (trabajo, casa, metro, bus, café, vater…)
  • Nuestras formas de guardar los contenidos que creamos más útiles (añadir a favoritos, organizadores de marcadores como Symbaloo, apuntarlos en servilletas…)
  • El/los dispositivos donde naveguemos (ordenador, smartphone, tablet…)

 

4 Comentarios Escribe tu comentario

  • Gracias por la mención ;D

    • De nada Alejandro, tratamos de cuidar nuestras referencias. Por cierto, buen tutorial sobre la curación de contenidos 🙂

  • Por si es de vuestro interés

    Cuaderno Digital del Profesor Aplicación Filemaker para iPad, Windows o MAC
    Aquí os dejo una aplicación hecha con Filemaker que funciona perfectamente en iPad, Windows o MAC.
    Es una aplicación para realizar el seguimiento y evaluación de nuestros alumnos. Sustituye al cuaderno del profesor tradicional y, además, gestiona el resto de actividades docentes.
    Es totalmente gratuita.

    http://cuadernodigitaldelprofesor.wordpress.com

    Saludos

  • depende de nosotros mismo el aprender a clasificar la informacion, seleccionar descriminar la informacion que nos permitira llegar o cumplir con el proposito de enseñanza-aprendizaje

Comentar