sep
6
2012

4 maneras de aplicar Thinglink en las aulas

Después de un parón veraniego, en Digitaula nos ponemos las pilas para empezar con ganas un nuevo curso. Sabemos que cada vez sois más los que os asomáis a descubrir nuevas formas de educar integrando las TIC. En un artículo reciente os presentamos Thinglink, una aplicación para dotar cualquier imagen de elementos interactivos. Creemos que dicha herramienta es ideal para generar un aprendizaje más lúdico y entretenido. Aquí os proponemos varias ideas para aplicarla en el aula:

Thinglink

1. Para presentar contenidos

Desde un mapa o un gráfico a una obra de arte, desde un ecosistema a una fotografía histórica, Thinglink te permite enriquecer una simple imagen etiquetando su contenido. Añade notas, artículos, vídeos, lugares en Google Maps… de modo que los alumnos más curiosos puedan investigar y ampliar información de forma instantánea. Para asegurar que los estudiantes sean responsables por el aprendizaje, utiliza una pregunta esencial o búsqueda del tesoro para guiar el aprendizaje. Se puede aplicar en múltiples asicnaturas.

2. Para el desarrollo profesional y productividad (como organización)

Como maestros podemos utilizar Thinglink  para organizar la información acerca de un tema y así tener más claros conceptos. Por ejemplo añadir etiquetas y notas en en mapa conceptual o un esquema, una infografía, etc, y tener acceso a los recursos.

3. Para publicar trabajos de los estudiantes 

Thinglink es una herramienta más para la presentación de un dossier de trabajos, en especial en clases en las que se trabaja por proyectos. Dependiendo de la edad del alumnado tendrán diferentes herramientas a su alcance para la elaboración de los proyectos finales de una investigación. Os mostramos un buen ejemplo de trabajo en grupo, una imagen con el título “Political map of Europe”. Cada alumno investigaba sobre un país y explicaba sus características más destacadas:


4. Para pequeñas investigaciones por parte de los estudiantes

Utilizar esta herramienta como manera de organizar pequeñas investigaciones que surgen del propio alumnado. Qué mejor manera de presentar la información a los compañeros en lugar de los típicos folios impresos de Internet.

Estas son tan sólo 4 formas de aplicar Thinglink, pero como habréis podido comprobar, con un poco de imaginación sus posibilidades son múltiples. ¿Cómo aplicaríais vosotros esta herramienta?

Comentar